El reino de los animales

“¿Qué es el ser humano, para que lo tomes en cuenta? […] lo coronaste de gloria y de honra: lo entronizaste sobre la obra de tus manos, todo lo sometiste a su dominio; todas las ovejas, todos los bueyes, todos los animales del campo, las aves del cielo, los peces del mar, y todo lo que surca los senderos del mar. Oh Señor, soberano nuestro, ¡qué imponente es tu nombre en toda la tierra!” (Salmo 8:5-9, NVI online).

Según el relato bíblico, cuando Dios creó todas las cosas, específicamente en el quinto y sexto días, dispuso la creación de los animales con un propósito: ser la manifestación amorosa de la multiforme sabiduría del Creador, en cuya diversidad y armonía se afirma la vida en nuestro planeta.

¿Qué características tienen los animales?

Los animales tienen ciertas características en común:

  • Ciclo vital. Todos los animales comparten el ciclo de la vida: nacen, crecen, se alimentan, se reproducen y mueren.

  • Pluricelulares. Todos los animales están formados por miles y millones de células. Al agruparse, las células forman tejidos, y los tejidos forman órganos.

  • Eucariontes. Es decir, todos los animales están formados por un tipo especial de células, las eucariotas, que poseen un núcleo y dentro de él, la información hereditaria o ADN.

  • Heterótrofos. Es decir, todo animal se alimenta de otros seres vivos; pues no puede elaborar su propio alimento (como los vegetales).

  • Aeróbicos. Es decir, necesitan respirar oxígeno para poder vivir.

Además, los animales pueden subclasificarse por varias características comunes. Por su forma de nacimiento, pueden ser:

  • Ovíparos: Son los animales que nacen a partir de huevos.

  • Vivíparos: Son aquellos que nacen directamente de su progenitor o madre.

  • Ovovivíparos: Algunos animales nacen de huevos criados dentro de la hembra.

Otra clasificación posible de los animales tiene que ver con la forma como respiran:

  • Pulmonar. Son aquellos animales que tienen pulmones.

  • Cutánea. Algunos animales absorben el oxígeno por la piel, como las lombrices, los gusanos y los anfibios.

  • Branquial: En general, los peces poseen branquias en vez de pulmones, y son ellas las que obtienen el oxígeno del agua.

  • Traqueal. Algunos animales toman el oxígeno por una especie de tubo llamado tráquea. Así respiran los insectos.

Más clasificaciones de animales

Los animales también pueden clasificarse según posean esqueleto interno o no. Los que tienen esqueleto interno se llaman vertebrados, y los que poseen una estructura externa se llaman invertebrados, como los artrópodos que tienen exoesqueleto.

Vertebrados:

  • Peces

  • Aves

  • Anfibios

  • Mamíferos

  • Reptiles

Invertebrados:

  • Artrópodos:  Insectos, crustáceos, arácnidos, miriápodos.

  • Metazoos: Poríferos, cnidarios, platelmintos, nematodos, anélidos, moluscos, equinodermos.

En la magnífica diversidad de animales se ve la mano de Dios que, con exacto diseño, permite que nuestro planeta sea, a pesar de la degradación del pecado, una maravillosa muestra de su amor. El ser humano, si bien es parecido a los animales en su composición física, tiene la capacidad de pensar y actuar. Dios creó a nuestros primeros padres y les encargó la tarea de ser mayordomos responsables del resto del planeta y sus habitantes. Es decir, somos responsables por el cuidado y protección de los animales, como señala Génesis 1:28 “…y los bendijo con estas palabras: «Sean fructíferos y multiplíquense; llenen la tierra y sométanla; dominen a los peces del mar y a las aves del cielo, y a todos los reptiles que se arrastran por el suelo»”

2017-08-11T06:48:41+00:00 Por |Categorías: Artículos Nivel I|Etiquetas: , , |Sin comentarios

Acerca del autor:

Profesora para la enseñanza primaria. Maestra Nacional de dibujo. Licenciada en Enseñanza de Ciencias del Ambiente. Argentina.

Deje su comentario