¿Es redonda la Tierra?

“Él es el que está sentado sobre el círculo de la tierra, cuyos moradores son para él como langostas; es Él el que extiende los cielos como cortina, y los desenrolla como tienda, para en ellos habitar.” Isaías 40:22

Nuestro planeta es único en el universo. Y en nuestro universo existen leyes que regulan los movimientos de nuestro planeta. Básicamente, la Tierra gira sobre sí misma en una danza que llamamos rotación. También se traslada girando alrededor del Sol. A ese segundo movimiento lo llamamos traslación. Además, cada día, nuestro satélite natural, la Luna, se mueve alrededor de nuestro planeta. Cuando la observamos, especialmente en las noches de “luna llena”, podemos advertir que es una esfera, es redonda. Pero, ¿nuestro planeta es redondo también?

Veamos, pensemos como debería pensar un científico. ¿Ya te has subido a algún lugar alto? Por ejemplo, ¿has subido las escaleras de un edificio? Aunque seas joven, subir escaleras requerirá un esfuerzo mayor que caminar por la vereda. Y sabemos que esto es así porque nuestro planeta nos está atrayendo continuamente hacia su centro. Entonces, si nos alejamos del centro, estaremos yendo en contra de esa fuerza. ¡Y nuestras piernas lo saben cuando subimos escaleras!

Así como todos los astros suspendidos en el espacio, la Tierra es redonda. Esa fuerza que atrae toda la materia hacia su interior se llama gravedad. Como nuestro planeta es relativamente grande y posee gran cantidad de materia (también llamada masa), ejerce una fuerza de atracción bastante grande. La fuerza de gravedad es lo que nos permite caminar sobre el suelo. ¿Has visto a los astronautas flotar en el espacio? Ellos saltan y pueden “volar”. Y nosotros aquí, saltamos y volvemos a caer sobre el suelo.

La fuerza de gravedad también atrae a nuestra atmósfera, es decir, el aire que respiramos. Si no fuese así, ¡todo estaría volando por el espacio y la vida sería imposible! Cuanto más grande es el planeta, mayor es la fuerza con que atrae a los cuerpos. ¡Imagínate la atracción que ejerce un planeta del tamaño de Júpiter!

Entonces, una conclusión lógica sería que causa de la ley de la gravedad, nuestro planeta es redondo, pues atrae todo hacia su centro. Esto mismo se puede verificar al observar la Luna y el resto de los planetas. Una esfera es la única forma geométrica que mantiene a todos los puntos de su superficie equidistantes de su centro. ¿No es increíble?

La Biblia ya lo decía…

La Biblia confirma -¿o deberíamos decir anticipa?- que la Tierra es una esfera, o un círculo, un globo. La escritora y educadora estadounidense, Elena de White, lo expresó así:

El efecto de salida y puesta del sol no sería como lo conocemos si la tierra no fuese una esfera. Nos da la impresión de que el sol va subiendo desde el horizonte y se mueve por el cielo hasta ocultarse poco a poco del lado opuesto por el que salió. La salida y la puesta del sol son expresiones utilizadas alrededor del mundo, aunque técnicamente no indican movimiento del sol, sino de la Tierra alrededor de sí misma. Otra evidencia de la redondez de la Tierra es el movimiento de la Luna.

Todo creyente en la Palabra de Dios, la Biblia, puede confirmar en sus páginas que la Tierra es un planeta redondo, creado y organizado por Dios para albergar la vida. Además, Dios no echó a girar el mundo y se desentendió de nosotros. Todo lo contrario, él también sustenta nuestro planeta en el espacio y sustenta nuestra vida. Comparado con otros planetas, el nuestro es bastante insignificante, y sin embargo, las leyes que Dios creó nos protegen de los demás cuerpos celestes, como los asteroides que viajan por el espacio.

El terraplanismo

¿Sabías que aún existen personas que creen que la Tierra es plana y no redonda? Pero, como vimos en este artículo, la teoría del terraplanismo ha sido completamente refutada por la ciencia moderna. Sin embargo, antes que la ciencia lo comprobara, la Biblia ya lo afirmaba. Sí, la misma Biblia que contiene las leyes de Dios para gobernar el universo también nos revela las leyes que debemos respetar para ser felices aquí y ahora. ¡Y pensar que algunos cristianos en el pasado rechazaron las pruebas que demostraban que nuestro planeta es redondo!

Lamentablemente, esos cristianos no tomaron en serio la Biblia, así como hoy en día muchos científicos descreen de la Palabra de Dios.

Recuerda, por más que alguien desee ocultarlo, existe un vacío en el ser humano, que solamente Dios puede llenar. Y en cuanto a la ley de atracción gravitatoria, recuerda lo que Jesús dijo: “Y yo, cuando sea levantado de la tierra, a todos atraeré a mí mismo.” (Juan 12:32, versión online). Jesucristo atrae hacia él a todos los que están buscando la verdad de la existencia. El poder de su amor es más fuerte que la gravedad. Ni el poder de la muerte pudo retener a Jesús en el sepulcro, ni el poder de la gravedad pudo evitar que suba a los cielos, de donde muy pronto volverá para renovar la Tierra y establecer su reino eterno.

2018-07-30T17:09:48+00:00 Por |Categorías: Artículos Nivel I|Etiquetas: , , |3 Comentarios

Acerca del autor:

Profesor de Ciencias y Biología, Magíster en Ciencias y Matemáticas, Doctor en Educación, especialista en Biotecnología, biólogo e historiador. Vive en Brasil.

3 Comentarios

  1. Flor Elena 26/07/2018 en 11:53 pm - Responder

    Me quedo admirada al conocer cómo Dios ha hecho todo perfecto. Nada sucedió al azar, todo lo hizo él.

  2. Mateo R. 26/07/2018 en 11:59 pm - Responder

    Qué bueno saber que Dios dirige todo el orden en nuestro planeta y en todo el universo. Que bueno saber que gracias a la gravedad podemos mantenernos en el suelo

  3. Josué M. 27/07/2018 en 12:13 am - Responder

    Ahora para mí es creíble que la Tierra es redonda, me basta saber que la Palabra de Dios lo dice.

Deje su comentario