Cuando nosotros nos lastimamos y nos hacemos una herida, el cuerpo rápidamente entra en acción para regenerar la parte afectada. Es necesario desinfectar el lugar y favorecer las condiciones para una buena recuperación. La sangre va a coagular y una pared protectora se formará para ayudar en el tratamiento de esa lastimadura.

Para desinfectar la herida, mucha gente usa agua oxigenada.  ¿Sabes por qué la herida parece que está hirviendo cuando entra en contacto con ese producto? Estás a punto de descubrirlo.

Materiales necesarios

  • 2 papas crudas, peladas y picadas en cubitos.

  • 2 platos descartables.

  • Agua.

  • Agua oxigenada.

Pasos a seguir

1. En cada plato descartable coloca una papa pelada y cortada en cubitos (también puede ser en rodajas).

2. Cubre las papas de uno de los platos con agua pura.  Observa si hay alguna reacción.

3. Ahora, cubre las papas del otro plato con agua oxigenada. Observa si hay alguna reacción.

4. ¿Por qué las reacciones fueron diferentes? Es todo por causa de la proteína que existe en la papa, llamada catalasa.

Curiosidad

Si pasas agua oxigenada sobre tu propia piel y esta está saludable, no va a ocurrir nada. Pero si tienes una herida, en contacto con el agua oxigenada, va a liberar una espuma. La explicación es simple: las células rojas de la sangre que están presentes en la herida están repletas de catalasa, la misma proteína que encontramos en la papa. ¿Y si colocas rodajas de papa sobre una lastimadura?
2017-08-03T08:42:00+00:00 Por |Categorías: Experimentos|Etiquetas: , , |Sin comentarios

Acerca del autor:

Tu revista de creacionismo, en dos ediciones: Nivel I, para la enseñanza básica y Nivel II, para la enseñanza media. Editada por ACES Educación para la red hispana de Educación Adventista de Sudamérica.

Deje su comentario