La presión del aire, conocida también como presión atmosférica, sufre pequeñas alteraciones por la diferencia de temperatura y por la diferencia de altitud. ¿Vamos hacer un experimento para observar esos cambios?

Materiales necesarios

  • 1 globo de aire.
  • Agua caliente.
  • Agua fría.
  • 2 tazas de loza.
  • 1 vaso de plástico de 200 ml (mediano).
  • 1 vaso de plástico de 50 ml (pequeño).

Pasos

1. Llena el globo a su límite máximo y átalo para cerrarlo.

2. Coloca agua caliente en una taza de loza; y agua fría, en la otra.

3. Llena con esa agua caliente el vaso de plástico de 200 ml.

4. Tira el agua fría sobre el globo, cerquita del lugar donde está el vaso de plástico.

5. Pon el agua caliente del vaso de vuelta en la taza, apoya la boca del vaso en el globo y sostén ambos, presionándolos suavemente sin arrugar ni doblar el vaso.

6. Suelta el globo y observa que queda pegado al vaso por la presión causada por la diferencia de temperatura del agua fría y del agua caliente.

7. Repite el procedimiento con el vaso de plástico pequeño (de 50 ml), y observa la diferencia a causa de la cantidad de aire que entra en el vasito.

Curiosidad: Los motores de los autos funcionan con un control de temperatura, y el agua del radiador tiene la función de enfriar el calentamiento de la explosión del combustible y controlar la temperatura.

2017-03-08T08:31:49+00:00 Por |Categorías: Experimentos|Etiquetas: , , , |Sin comentarios

Acerca del autor:

Tu revista de creacionismo, en dos ediciones: Nivel I, para la enseñanza básica y Nivel II, para la enseñanza media. Editada por ACES Educación para la red hispana de Educación Adventista de Sudamérica.

Deje su comentario