¿Qué es la ciencia?

“Examina todo, y retenes lo que es bueno”. 1 Tesalonicenses 5:21

¿Has leído algún artículo científico donde aparece la frase: “La ciencia descubre…”? En realidad, son los científicos quienes investigan aplicando su método y luego divulgan sus descubrimientos a través de los medios de comunicación. Pero el público tiende a personificar a la ciencia, como si tuviese entidad propia, o pudiese crear algo. ¿Quién es la ciencia? ¿Tiene color? ¿Tiene género? ¿Dónde vive?ç

Para que entiendas un poco esta personificación de la ciencia moderna, en líneas generales, decimos que la ciencia es una forma organizada de investigación, que sigue un método riguroso, en busca de respuestas a un determinado problema.

Entonces, no hablamos de una persona, sino de un código de conducta. Esto es, un acuerdo que hacen las personas en busca de objetividad, construyendo hipótesis probables y capaces de ser reproducidas, explicando el fenómeno que esta siendo observado en laboratorio.

Afirmar que la ciencia descubre algo no es técnicamente correcto. Sería más preciso decir que “el científico Juan Pérez, amparado por los métodos X e Y, propone que, hasta el momento, la mejor explicación para tal fenómeno es Z”.

Noticia

¿Entiendes? Esto supone que existen otras formas o explicaciones para entender el mismo fenómeno; pero que, hasta el presente, la que propone Juan Pérez es válida para el resto de los científicos, porque siguió los métodos que utilizan los demás colegas. Pero, ¡cuidado! A veces, ciertos científicos utilizan el método científico motivados principalmente en conseguir dinero de empresas o gobiernos. Ellos se esconden detrás de la ciencia persiguiendo intereses egoístas.

Esto ocurre, principalmente, porque la gente cree en el poder del delantal blanco. La mayoría de las personas supone que un científico no se equivoca; sin embargo, se equivocan. Así como cualquier persona se puede equivocar, un científicos también. Por ejemplo, puede llegar a conclusiones equivocadas porque se basó en datos incorrectos o manipulados. No sería habitual que así suceda, pero algunas conclusiones científicas han tenido que ser revisadas y corregidas en el pasado. Esto ha confundido a muchas personas.

Por eso es muy importante que cuando leas alguna noticia que revela un descubrimiento científico seas capaz de separar las evidencias de las opiniones y conclusiones de los científicos. Algunos científicos parten de supuestos equivocados. Algunos están motivados por razones económicas o egoístas. Y, lamentablemente, parece que cada vez hay más científicos que se esconden detrás de la ciencia para conseguir prestigio.

Necesitamos estar atentos a las evidencias e investigar a cada una de ellas, pues sólo así podremos rastrear las huellas del Creador.

Fuente: Ver artículo original. Extraído el 31/10/2017

2018-03-28T16:57:57+00:00Por |Categorías: Artículos Nivel II|Etiquetas: , , |3 Comentarios

Acerca del autor:

Profesor de Ciencias y Biología, Magíster en Ciencias y Matemáticas, Doctor en Educación, especialista en Biotecnología, biólogo e historiador. Vive en Brasil.

3 Comentarios

  1. Anónimo 26/03/2018 en 11:07 am - Responder

    El problema es que son varios los métodos y mecanismos de recolección de información. Hay que preguntar: ¿Qué método está usando? ¿La investigación es final o parcial? ¿Qué grupos financian esta investigación? ¿Los datos recopilados permiten decir esto? Esta información es confiable por los datos o es la opinión del investigador?
    Sí, la gente necesita aprender a buscar en la fuente esos datos y buscar por sí mismos las respuestas.
    Muy interesante el artículo.

  2. Rogel 26/03/2018 en 7:09 pm - Responder

    Parabéns pelo artigo. Muito esclarecedor!

  3. Rogel 26/03/2018 en 7:18 pm - Responder

    Acredito que esta foi a primeira vez que encontrei a expressão sincera e verdadeira sobre descobertas científicas: Afirmar que la ciencia descubre algo no es técnicamente correcto. Sería más preciso decir que “el científico Juan Pérez, amparado por los métodos X e Y, propone que, hasta el momento, la mejor explicación para tal fenómeno es Z”. Parabéns ao articulista!

Deje su comentario