Curiosidades sobre los tipos de rocas

“Por tanto, todo el que me oye estas palabras y las pone en práctica es como un hombre prudente que construyó su casa sobre la roca. Cayeron las lluvias, crecieron los ríos, y soplaron los vientos y azotaron aquella casa; con todo, la casa no se derrumbó porque estaba cimentada sobre la roca. Pero todo el que me oye estas palabras y no las pone en práctica es como un hombre insensato que construyó su casa sobre la arena.” Mateo 7: 24-26, Nueva Versión Internacional online.

Siempre me han fascinado las rocas. Como te imaginarás, existen varios tipos de rocas. Al investigar, me puse a pensar en la parábola del hombre prudente y del hombre insensato. Ellos apoyaron su casa en distintos suelos, lo que determinó la seguridad y permanencia de las construcciones realizadas. Por eso, es bueno conocer los tipos de rocas y clasificarlas según sus características distintivas, por ejemplo, su forma o su origen.

Definición y clasificación de las rocas

Ante todo, vamos a definir qué es una roca. Se trata de diversos materiales sólidos, formados por cristales o granos de uno o más minerales, que conforman la parte sólida de la Tierra y otros cuerpos planetarios.

  • ROCA ÍGNEAS. Se forman a partir del magma, que es la masa fundida del interior de la Tierra. Toda roca ígnea tiene cristales entrelazados de diferente tamaño, según la rapidez con la que se enfría el magma. Hay 3 tipos de rocas ígneas: 1) Plutónicas o intrusivas, si la cristalización ocurre en el interior de la corteza. 2) Volcánicas o extrusivas, se forman por el enfriamiento de la lava.  3) Filonianas, se forman cuando el magma pasa a través de una grieta de la corteza terrestre.  Ejemplo: Basalto, obsidiana, pórfido, etc.

  • ROCAS SEDIMENTARIAS. Tienen su origen en los sedimentos que son arrastrados generalmente por el agua. Estos sedimentos se depositan formando capas, que por su propio peso van aplastando y compactando las capas inferiores y se van uniendo mediante un proceso llamado cementación. Ejemplo: arenisca, carbón, piedra caliza.

  • ROCAS METAMÓRFICAS. Estas rocas se forman a partir de la transformación de rocas ígneas o sedimentarias. Cambian sus propiedades por efecto del calor, la presión y las reacciones entre diferentes minerales. Una vez que están formadas, son muy resistentes a la erosión y al desgaste. Ejemplo: mármol, gneis, pizarra, etc.

Volviendo a la parábola bíblica sobre los dos fundamentos, ahora que conocemos qué tipos de rocas existen, debemos buscar una base sólida y firme antes de construir sobre el terreno. Las rocas metamórficas pueden ser útiles, pero debemos descartar la arenisca. Los diferentes tipos de rocas pueden enseñarnos que nuestra vida debe estar apoyada en lo más sólido. De esta manera, estaremos seguros, siempre que nos afirmemos sobre la roca, que es Jesús.

2018-05-07T14:25:13+00:00 Por |Categorías: Artículos Nivel I|Etiquetas: , , |Sin comentarios

Acerca del autor:

Profesora para la enseñanza primaria. Maestra Nacional de dibujo. Licenciada en Enseñanza de Ciencias del Ambiente. Argentina.

Deje su comentario