¿Un planeta joven o viejo?

“Todo tiene su momento oportuno; hay un tiempo para todo lo que se hace bajo el cielo”. Eclesiastés 3:1, NVI online.

¿Has visto el paso de las estaciones en tu ciudad? Primavera, verano, otoño e invierno. Y se ha ido un año. Generalmente, los adultos se preguntan y expresan su sorpresa: ¡Cómo pasa el tiempo! Ellos ven a sus hijos crecer tan rápido… Cada día te estás haciendo más grande, vas aprendiendo cosas nuevas, vas experimentando nuevas sensaciones. Y nuestro planeta también está envejeciendo. Porque la Tierra es la más antigua de todos nosotros. Los científicos estudian y exploran las capas geológicas para tratar de explicar cuánto tiempo tiene y cuánto tiempo le queda a nuestro planeta.

El problema es que los científicos evolucionistas no aceptan que el Dios Creador formó la Tierra en el pasado; tampoco creen que haya existido un diluvio universal como describe la Biblia. Ellos creen que nuestro planeta tiene millones de años. Ahora bien, los que creemos en el relato bíblico de los orígenes, podemos asegurar que la vida sobre la Tierra tiene poco menos de 10.000 años. Y la gran catástrofe del Diluvio desordenó todo el planeta. Para los evolucionistas, diez mil años son muy poco tiempo para explicar el surgimiento de todo lo que vemos.

Ahora, te propongo algo. Piensa en cuánto ha cambiado tu país en apenas 500 años:

Tan solo en 500 años el paisaje es completamente diferente. Algo similar sucedió antes y después del diluvio.

Existen muchos libros que intentan explicar que cada capa de roca de la Tierra tiene millones de años de antigüedad. Los evolucionistas han considerado que las capas de nuestro planeta funcionan como una especie de reloj del tiempo evolutivo. Pero no hay investigación científica que lo haya demostrado con precisión. La estratigrafía es la rama de la ciencia que estudia los estratos o capas del suelo. Y aún queda mucho por descubrir y explicar acerca de las capas terrestres.

Por el contrario, algunas investigaciones plantean que las capas del suelo se conformaron así por la acción del agua. ¿Cuándo podría haber actuado tanta agua en el pasado? ¡Por supuesto! ¡El Diluvio fue una gran tempestad y el agua estaba por todas partes!

Cuando las aguas fueron bajando, comenzó a aparecer la superficie. Pero había mucho fango y residuos de otros materiales. En esa gran mezcla, también había muchos animales, que se acomodaron de acuerdo con la masa de sus cuerpos, bajo alta presión, formando fósiles en semanas. Algunos de ellos fueron fosilizados mientras comían sus comidas, otros estaban naciendo. ¡El Diluvio fue un evento repentino! ¡Una verdadera catástrofe!

A medida que el tiempo fue pasando, capas y más capas se fueron acomodando, formando los diferentes estratos que vemos hoy hasta la superficie del planeta.
Posteriormente, grandes masas de agua continuaron su desplazamiento, produciendo paisajes muy lindos como el del Gran Cañón del Colorado, en los Estados Unidos.

¿Sabes? A veces nos enojamos y discutimos con nuestros seres queridos y no queremos pedirles perdón. Buscamos excusas. Y el tiempo sigue pasando. Recuerda: el tiempo pasa muy rápido, para el planeta y también para nosotros. Busca perdonar y vivir en paz con todos los que están a tu alrededor.

Aún hay tiempo para todo, pero no podemos regresar en el tiempo. ¡Aprovecha hoy tu día!

2018-05-14T09:59:23+00:00 Por |Categorías: Artículos Nivel I|Etiquetas: , , |Sin comentarios

Acerca del autor:

Profesor de Ciencias y Biología, Magíster en Ciencias y Matemáticas, Doctor en Educación, especialista en Biotecnología, biólogo e historiador. Vive en Brasil.

Deje su comentario