Los seres vivos y su alimentación

“Miren las aves que vuelan por el aire: no siembran ni cosechan ni guardan la cosecha en graneros; sin embargo, el Padre de ustedes que está en el cielo les da de comer. ¡Y ustedes valen más que las aves!” Mateo 6:26, versión Dios Habla Hoy online.

Una de las principales funciones vitales de todo organismo vivo es la alimentación. De ella obtiene los nutrientes neceasrios para mantener la vida. Cuando el organismo no consigue del medio lo que necesita, simplemente muere por inanición (falta de alimento). Por ello, el Dios Creador también proveyó sustento a toda criatura.

En todo ecosistema podemos observar que existen relaciones entre los distintos organismos. Si pensamos que cada organismo es un eslabón, dentro del ecosistema se forma una verdadera cadena alimentaria, también llamada cadena trófica. Estas relaciones son dinámicas. Cada organismo tiene su lugar entre los productores, los consumidores y los descomponedores. Cada eslabón de la cadena mantiene el equilibrio interno del ecosistema. Cada organismo se alimenta de otro eslabón, y a su vez, es el alimento del eslabón precedente.

Cadena alimentaria

Los organismos que componen la cadena alimentaria se pueden clasificar de acuerdo con la función que cumplen al alimentarse.

  • Los productores. Son los seres vivos que pueden fabricar sus propios alimentos a partir de la materia inorgánica y la energía del Sol, mediante el proceso de fotosíntesis. En esta categoría, básicamente se incluyen todas las plantas. Los productores son el alimento de otros eslabones de la cadena trófica.

  • Los consumidores. Los organismos que no pueden producir sus alimentos deben alimentarse de otros seres vivos. Por eso se los denomina consumidores. Se clasifican en:

    • Herbívoros, o consumidores de primer orden. Su alimento son las plantas. Por ejemplo, la vaca, la jirafa, el conejo.
    • Carnívoros, o consumidores de segundo orden. Su alimento son los animales herbívoros. Por ejemplo, el sapo, la serpiente, el zorro, etc.
    • Depredadores, o consumidores de tercer orden. Son los consumidores que se alimentan de los animales carnívoros y herbívoros. Por ejemplo, el león, el águila, etc.
    • Omnívoros. Son los que se alimentan indistintamente de animales y de plantas. Por ejemplo, el ser humano, los monos, los loros.
  • Los descomponedores. Este eslabón es fundamental. A estos organismos también se los conoce como desintegradores, pues son capaces de transformar la materia orgánica en materia inorgánica. De esta manera, la cadena se cierra y se reinicia. Básicamente, las bacterias y los hongos pertenecen a este grupo.

Este orden, equilibrio y organización en la naturaleza muestra la impecable preocupación y cuidado de nuestro Dios por su creación. Jesús nos lo recuerda así: “Considerad los lirios del campo, cómo crecen: no trabajan ni hilan”. Mateo 6:28, versión Reina-Valera 1995.

2018-09-11T11:57:05+00:00Por |Categorías: Artículos Nivel I|Etiquetas: , , |Sin comentarios

Acerca del autor:

Profesora para la enseñanza primaria. Maestra Nacional de dibujo. Licenciada en Enseñanza de Ciencias del Ambiente. Argentina.

Deje su comentario