Súper no tan súper

Los científicos de la universidad de Manchester están caminando por las paredes de alegría. Este grupo construyó una supercomputadora con un millón de núcleos de procesamiento y más de 1.200 placas con circuitos interconectados que operan con el cerebro humano.

La supercomputadora fue apodada Spiking Network Architecture o SPINNAKER. Para construirla demoraron más de 10 años en un proyecto muy audaz: es el mayor ordenador neuromórfico del mundo. El objetivo del ordenador y su sistema de procesamiento es imitar el cerebro humano, haciendo que la computadora piense como uno de nosotros.

SPINNAKER posee una infraestructura que conecta sus procesadores en una imitación del cerebro humano, modelando redes neuronales a gran velocidad. Es decir, trata de imitar modelos cerebrales parciales. Nuestro cerebro tiene 100 mil millones de neuronas interconectadas que disparan y transmiten señales simultáneamente a miles de destinos. Pero incluso con todo el poder acumulado de computación y capacidad de procesamiento, el SPINNAKER está muy lejos de siquiera parecer o incluso comportarse como un cerebro humano real.

Fuente: europapress.es

Hablando sobre esta realidad, los científicos admitieron que “por ahora, simular exactamente un cerebro humano es simplemente imposible”. Por más que se piensa en imitar la estructura del cerebro humano, existen misterios que simplemente están fuera del conocimiento y de la ingeniería humana. Por eso, el investigador jefe Steve Furber, profesor de ingeniería de la computación de la Universidad de Manchester, dijo que “incluso con un millón de procesadores, podemos aproximarnos solo al 1% de la escala del cerebro humano, y eso es con muchas suposiciones simplificadoras”.

La forma en que la naturaleza está estructurada y conectada desafía la inteligencia humana, obligando a muchos científicos a redefinir si la naturaleza tenía condiciones de auto organizarse. Los pilares del evolucionismo son cuestionados a medida que las investigaciones se realizan tratando de buscar los principios constructivos de la naturaleza, exactamente en busca de los elementos y la ingeniería que la formó.

La estructura de la naturaleza desafía la idea de auto organización, e incluso expresiones como imitación, todavía están lejos de describir lo que se ha hecho. Es necesario investigar más para entender sus mecanismos y, por el momento, solo nos queda la falsa idea de una imitación.

“Por medio de él todas las cosas fueron creadas; sin él, nada de lo creado llegó a existir”. Juan 1: 3, NVI online.

  • “New Supercomputer with 1 Million Processors Is World’s Fastest Brain-Mimicking Machine”, ver artículo en livescience.com
2019-03-25T08:33:18+00:00Por |Categorías: Artículos Nivel II|Etiquetas: , , |Sin comentarios

Acerca del autor:

Profesor de Ciencias y Biología, Magíster en Ciencias y Matemáticas, Doctor en Educación, especialista en Biotecnología, biólogo e historiador. Vive en Brasil.

Deje su comentario