La ciudad de David

Muchos descubrimientos arqueológicos han acontecido por pura casualidad, mientras se construía alguna obra pública. Recientemente, en Jaffa (antigua Jope), por ejemplo, cuando se estaba reformando una de sus avenidas, fueron encontradas ruinas de los templos de los Cruzados. Se detuvo la reforma y los arqueólogos excavaron y documentaron lo que fue encontrado. Curiosamente, a veces sucede al revés: por no realizar una obra pública se propició un importante descubrimiento arqueológico en estos días en Jerusalén.

Se cuenta que en el comienzo del siglo XVI, el sultán Suleiman tuvo un sueño que lo dejó profundamente impresionado. Él vio los muros de Jerusalén caídos y se sintió llamado a reconstruirlos, bajo el peligro de, si no lo hacía, ¡ser quemado en el infierno! Supersticioso como era, el sultán no quiso correr riesgos y, sin jamás haber ido a Jerusalén, ordenó que sus muros fuesen reconstruidos. Las obras comenzaron en 1537 (poco tiempo después del descubrimiento de América). Quien visita Israel puede, todavía hoy, ver esos imponentes muros y sus majestuosos portales circundando la vieja Jerusalén.

Una parte de la ciudad, sin embargo, ¡quedó del lado de afuera de los muros! Tal vez haya sido un error de los arquitectos o, tal vez, por codicia, pues si hacían un muro más pequeño les sobraría algún dinero para ellos. Lo real es que, enojado con esa situación, el sultán ordenó la muerte de los constructores.

Aunque a Suleiman no le gustó la historia, los arqueólogos de hoy, ¡están disfrutando mucho! Ellos están descubriendo cosas muy importantes del lado de afuera que si estuviesen dentro de los muros, no podrían ser excavadas. Al final, Jerusalén es una ciudad sagrada para varias religiones y, además de esto, está toda ocupada. Aunque se sabe que la ciudad, sin duda alguna, está asentada sobre tesoros históricos de valor incalculable, es casi imposible excavar dentro de los muros.

¿Sabes lo que los ingenieros y arquitectos del sultán dejaron del lado de afuera de los muros? ¡Justamente el área donde el rey David había construido su palacio! La Biblia dice que “habitó David en la fortaleza y la llamó Ciudad de David; fue edificada alrededor, desde Milo y para adentro… Hirán, rey de Tiro, envió mensajeros a David, y madera de cedro, y carpinteros y albañiles, que edificaron una casa para David” (2 Samuel 5:9,11). Esa área, actualmente, está siendo excavada por los arqueólogos. ¡Estamos ansiosos para saber lo que ellos descubrirán allí!

Por: Jorge Fabbro.

2017-03-08T08:31:50+00:00 Por |Categorías: Artículos Nivel II, Nivel II|Etiquetas: , , , , |Sin comentarios

Acerca del autor:

Psicopedagoga. Magíster en comprensión lectora y producción de textos. Universidad Andrés Bello, Chile. Postítulo en Ciencias Naturales. Portal de Educación Adventista. Editorial ACES. Buenos Aires, Argentina.

Deje su comentario